Algunos consejos de mi experiencia con el virus

En España existe ya un porcentaje alto de ciudadanos que hemos superado de una forma, a Dios Gracias, bastante razonable el virus. En estas líneas quiero compartir algunas de las cosas que hice y me fueron bien para sobrellevar el virus de forma razonable:

  1. Agua caliente con limón para aliviar la garganta

Uno de los síntomas más característicos del virus es la molestia y a veces dolor de garganta que te lleva a la tos, a veces leve y otras menos leve. A mi me alivió bastante estar continuamente con mi vaso agua caliente con limón o sin él que además tiene lo bueno de hidratar bien el cuerpo, algo importante para limpiarte por dentro.

  1. Mentalidad muy positiva

Desde el primer momento que di positivo, me metalicé de una forma muy intensa de que lo llevaría de forma leve, porque el miedo a que llegue a algo grave es inevitable. Para ello además tomé una determinación, y es contar lo menos posible que estaba pasando el virus, porque la reacción de quien se lo cuentas es de pena y compasión y eso siempre hace entristecerte y bajar las defensas.

  1. Alimentación muy rica en frutas y verduras

La alimentación es más importante que nunca pasando el virus y cuento mayor sea el aporte de vitaminas y minerales, más se fortalece el sistema inmune y mejor llevas el virus. Si además, se añaden super alimentos como es el ajo o el brócoli como yo hice, mucho mejor.

  1. Ejercicio moderado y aire puro

A mi me fue muy bien también el ejercicio moderado, el que no llega a agotarte e hice casi todos los días dando un paseo por el campo de aproximadamente una hora. Si tienes una terraza, a mi me fue muy bien también pasar mucho tiempo respirando aire puro. 

  1. El milagroso paracetamol

Los médicos es lo que recetan y a mi me fue muy bien para tener mejor sensación corporal y aliviar los síntomas.

  1. Dormir bien

Ese es otro aspecto importante, el descanso nocturno para fortalecer el sistema inmune.

Espero que os sirva y sobre todo, a ser posible, que no llegueis a cogerlo, porque en realidad, la prevención, es el mejor arma contra él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *